archivo

salsas y condimentos

Hoy me presento ante ustedes para confesar los pecados que me hacen cometer las hierbas encapuchadas con bolsas plásticas en la puerta de mi nevera. Pero antes de hablar de ingredientes e instrucciones, hablemos de etimología.

Cuando me topé con esta receta en un libro de Jamie Oliver me emocioné. Mi primera impresión fue ¡Ah! este Jeimi´s tan pilo como siempre “engallando” las recetas criollas. El tipo conoció el chimichurri, lo amó y decidió adaptarlo al gusto europeo incorporando alcaparras, mostaza dijon y anchoas. No es que yo sintiera que al chimichurri básico le hacía falta algo, todo lo contrario, pero decidí probarla. Sin embargo hubo algo que me molestó. Más que molestarme me emberraqué, al pensar que Jeimi´s llamaba “salsa verde” al chimichurri. Sentí, o más bien, resentí que los extranjeros de más al norte, para comprender las culturas tropicales, tiendan a utilizar un término genérico que les es medianamente conocido, para denotar cualquier otro que les es desconocido. Como cuando, por ejemplo, describen la arepa como “colombian tortillas”. Resulta que después de mucho despotricar me di cuenta que la ignorante era yo. La “salsa verde” a la que él hace referencia es la italiana, la mamma del chimichurri.

Lea toda la receta

Anuncios

Los seres humanos somos complejos y las relaciones son un deporte que necesita de mucho entrenamiento. No es fácil entender a los demás, ponernos en sus zapatos. A veces parece que nos diera pereza tomarnos el tiempo de escuchar. Parece que fuera más práctico gritar, enfurecerse, cerrarse. Y aunque a simple vista pueda llegar a serlo, al final es una bomba de tiempo que explotará, seguramente en el momento menos indicado. Entonces todo se vuelve negro. Aparecen las enfermedades, las separaciones y las muertes. Después de la explosión, si tenemos suerte y nuestro ser emocional decide abrirse a lo que venga, es muy probable que veamos la luz. Esta luz brillante y halagadora puede apoderarse de nuestras vidas y traer algo que parece etéreo: La sabiduría.

Lea toda la receta