archivo

ensaladas

Las ahuyamas vuelven a aparecer en el panorama y con ellas la certeza de un año de aventuras en este Guiso. Tantas y tantas alegrías me ha traído este blog. Ha sido intermediario de encuentros con personas formidables. Me ha demostrado que las reglas para la perseverancia pueden ser flexibles. Que es válido pedir ayuda. Que una buena comida es el único estilo de trueque, aparte de los favores sexuales, aún posible en nuestra sociedad. Que las críticas siempre son constructivas. Que la inspiración es una amiga que no visita a los perezosos. Que a veces las cosas salen mal, inclusive cuando era importante lucirse. Que siempre hay algo que aprender.

Lea toda la receta