archivo

Archivos Mensuales: octubre 2012

Ésta es una entrada muy corta sin fotos ni receta, pero con una invitación. Espero que aquellos a quienes la desilusión embarga cuando no cuelgo receta, se sientan aliviados por el carácter interactivo de la situación.

Desafortunadamente debo delimitar los participantes a la población colombiana, o a aquellos que nacidos en el exterior, fueron criados por padres colombianos y sus costumbres gastronómicas pueden dar fe de ello.

Con la información recopilada en esta encuesta lograremos dar forma a un proyecto muy bonito que estamos desarrollando un grupo de amigos tragones y yo.

Muchas gracias por participar y espero que el ejercicio de responder les de hambre y ganas de cocinar!

HAGA CLICK AQUÍ PARA RESPONDER LA ENCUESTA (MUY CORTA)

Mi cocina se ha convertido hoy en un show de agua y luces, la fuente danzante del hotel Bellagio. Un tubo de agua roto abruptamente chorrea furibundo hacía el techo. Aparatos centellan ante mis ojos incrédulos, desbaratando el piso de hierro que cuidadosa y arduamente había sido instalado. El ruido agudo y chillón de las máquinas es por demás estridente. Y sin embargo, éstos son los ruidos que suponen la evolución de nuestra especie. Suponen además mi éxito en la cocina, enmarcan mi zona de confort. Intuyo que así suenan las fábricas de cuchillos, ollas, estufas y neveras. Todos los utensilios que hacen posibles mis momentos felices, seguramente nacieron en una nube de ruido, rayos y porrazos. Trato de imaginar qué pasaría si decidiéramos acabar con tanto bullicio y tanto progreso. Volver atrás.

Lea toda la receta

Las ahuyamas vuelven a aparecer en el panorama y con ellas la certeza de un año de aventuras en este Guiso. Tantas y tantas alegrías me ha traído este blog. Ha sido intermediario de encuentros con personas formidables. Me ha demostrado que las reglas para la perseverancia pueden ser flexibles. Que es válido pedir ayuda. Que una buena comida es el único estilo de trueque, aparte de los favores sexuales, aún posible en nuestra sociedad. Que las críticas siempre son constructivas. Que la inspiración es una amiga que no visita a los perezosos. Que a veces las cosas salen mal, inclusive cuando era importante lucirse. Que siempre hay algo que aprender.

Lea toda la receta