Mary la que sangra

Dicen Que la reina Mary I de Inglaterra fue responsable del genocidio protestante más sangriento del siglo XVI. Por eso la llamaron Bloody Mary. Dicen también que así se llama el espíritu de una mujer que al ser invocada pronunciando su nombre tres veces, revela a las mujeres ansiosas por casarse, la identidad de su futuro marido.

No hay información muy precisa de porqué este coctel se bautizó bloody mary. Yo estoy segura que tiene todo que ver con el espíritu de la adivina de maridos. Si un pueblo entero pudiera anticipar su desgracia, seguro se habrían inventado una cura para la depresión. Puedo comprender cómo en ese pueblo las mujeres se volvieron alcohólicas. O ¿que harían ustedes si les avisaran que les queda poco tiempo antes de convertirse en la feliz y eterna esposa del vecino zángano, mueco y con halitosis? Seguro este trago se lo inventaron para curar el guayabo de todas esas pobres desdichadas que se emborracharon hasta más no poder.

Hoy, en pleno siglo XXI, cuando las mujeres podemos escoger con quién casarnos y con quién no, el bloody mary sigue siendo un traguillo para enguayabados. Yo, enguayabada o no, lo encuentro siempre deseable. Servir un bloody mary es como un ritual pagano en el cual todos enjuagamos los pecados. Reunidos. Charlando. Con gafas oscuras al rayo del sol. Con escalofrío, mareo y talvez desasosiego. Con veras a expiar un dolor tácito y colectivo. Con ganas de comer, con ganas de olvidar. Pero no, por lo general esta pócima no se bebe para olvidar las penas. Éstas ya fueron bebidas el día anterior. Gritadas a los cuatro vientos. Rugidas en un vallenato o un reggaeton. El bloody mary se bebe para olvidar lo que se bebió para olvidar. Es una cura para eliminar el remedio que curó la enfermedad.

Verán, estando aún en el mes del amor y la amistad, es pertinente esta receta. Un bloody mary artesanal que no se toma los sentimientos a la ligera. No se contenta con mezclar par jugos, par especias y un buen licor. Este trago es un proceso para ser sentido, vivido, picado, cocinado, licuado y servido. Es como una procesión en la cual el sentimiento, cualquiera que sea, es masticado lentamente para después ser desangrado. Si lo pensamos despacio, es tan válido sangrar por una alegría como por una pena. Por una obsesión como por un desinterés. Por un dolor que mata, pero que a la vez es delicioso sentir. Todo esto es estar vivo, el dolor y el placer.

Por eso a los amigos y a los amantes que en este mes no se llenaron de flores, besos y chocolates. A aquellos que aún queriendo no se pudieron amar. A aquellos que bebieron el trago amargo y pisaron la copa rota. Los invito a brindar con este trago que aguijonea los sentidos y hace de lo dulce un efecto innecesario.

Bloody Mary Artesanal

(12 personas)

Yo prefiero cocinar las verduras en la olla a presión para ahorrar tiempo y gas.

La receta original en la revista Bon Appétit pide horseradish, que es un rábano picante. En Colombia no se consigue este ingrediente así que lo reemplacé por wasabi. Si encuentran horseradish, pónganle 1 cucharada pelado y rallado.

También, si encuentran, pueden reemplazar las hojas por un bulbo pequeño de hinojo que se cocina con el resto de las verduras.

Si no consiguen semillas de apio o celery, pueden licuar unas 4 hojas de ésta verdura con los tomates.

Si no les gusta el vodka prueben con Ginebra.


INGREDIENTES

1 1/2 lb de tomates maduros (6 medianos aprox.)

1 zanahoria grande, pelada y cortada

1/2 tallo de apio

1 ají dulce grande o jalapeño

1 diente de ajo grande, pelado

1 hoja de laurel

1 cucharada + 1 1/2 cucharadita de sal marina, separadas

4 cucharadas de jugo de limón (2 limones grandes)

2 ramas de hojas de hinojo (1/4 taza)

1/2 cucharadita de semillas de apio (celery)

6 cucharadas de salsa worcestershire (o inglesa)

1 cucharada de salsa de ají picante

1/2 cucharadita de wasabi en pasta

2 cucharaditas de pimienta negra, molida grande

1 taza de cerveza negra

3 tazas de vodka

Hielo en cubos

Cascos de limón

INSTRUCCIONES

Lavar y cortar los tomates en trozos grandes. Poner los primeros seis ingredientes en una olla grande y cubrir con agua (6 tazas aprox.). Cuando haya hervido bajar el fuego a medio y cocinar hasta que los vegetales estén muy blandos (30 minutos aprox.).

En la olla a presión: poner los primeros seis ingredientes en la olla a presión y cubrir con agua (6 tazas aprox.). Cocinar por 8 – 10 minutos después de que haya pitado o hasta que las verduras están muy blandas.

Con ayuda de un mortero o molino de especias, triturar 1 1/2 cucharadita de sal marina con las semillas de apio.

Pasar las hojas de hinojo por agua caliente 15 segundos para extraer su aroma.

Retirar las verduras de la olla y descartar la hoja de laurel. Agregar el jugo de limón, 1 cucharada de sal marina y las hojas de hinojo. Licuar las verduras con el agua hasta tener una mezcla homogénea. Proceder por tandas para no llenar demasiado la licuadora. Agregar agua, si es necesario, para completar 8 tazas de jugo.

Incorporar todos los condimentos y la cerveza al jugo de tomate. Cubrir y enfriar la mezcla en la nevera de preferencia toda la noche y mínimo 3 horas.

Al momento de servir mezclar el vodka al jugo de tomate y corregir el limón. Llenar 12 vasos altos con hielo y dividir el bloody mary entre los vasos. Decorar con una rama de apio y rodajas de limón.

Salud!


Anuncios
7 comentarios
  1. juan pablo sarmiento dijo:

    ah otra cosa……..esto no se debe traducir..mary la q sangra?tal vez mary la sangrona,igual no es como muy bien percibido…esto si no deberia tener traduccion..solo mi humilde y ridicula opinion..

    • No Juan, no es para nada una traducción! los títulos de estos posts no son rígidos y muchas veces tampoco coherentes, pero gracias por su apreciación!!! Besos

  2. G dijo:

    me encantaron los escritos……….nunca he probado un bloody mary, estoy seguro que haciendo el cambio de vodka a ginebra como tu lo recomiendas también quedaría un bomba…vamos a pegarle a ese bloody mary..!…..cheers….pd: sano con el modelo de barba roja jeje…..abrazos!

  3. Yago dijo:

    …El bloody mary se bebe para olvidar lo que se bebió para olvidar… severa frase….

  4. Epi dijo:

    Mari, hace mucho no leía tu blog y esta cada vez mejor, te felicito las recetas son increíbles y ni hablar de como escribes… ahhh y las fotos son súper los extrañamos mucho un abrazo.
    Epi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: