Burro que gran hambre siente, a todo le mete el diente

La palabra trifásico, en el sentido coloquial, tiene para mí un significado sicológico y es el siguiente: que contiene más ingredientes de los que podría soportar, con el fin de brindar al cliente satisfacción no sólo fisiológica, sino también moral. En mi país existe un plato típico que se ha ganado el apellido “trifásico”, el glorioso sancocho. Esta sopa, vecina de todas las regiones, tiene como base un caldo con plátano, yuca y papa, una o dos carnes (res, pollo, cerdo, pescado) o un mix de tres. Ahí es cuando la picardía colombiana resuelve darle el nombre de trifásico.

Debió ser la esposa de un electricista, llamémosla doña Gloria, que decidió montar uno más entre los doscientos setenta y ocho millones de restaurantes de “corrientazo” o almuerzo del día. La muy emprendedora comprendió que para dar un valor agregado a su negocio, tenía que buscarle nombres más coquetones a los platos. Trifásico era demasiado bueno para el sancocho de res, pollo y cerdo, ya bien los colombianos tenemos una fuerte tendencia a desear los platos trifásicos, mixtos, dobles, triples o con extra salsa (quiero dedicar este post a Diego, amigo querido quién por esta razón se hace llamar “el mixto”). Para la muestra está Margarita, marca de papas de paquete perteneciente a Frito Lay, que uniéndose al furor de doña Gloria lanzó en un momento dado las papas con sabor trifásico.

Pero hoy no vengo a charlar sobre sancochos, Margaritas ni Glorias. Hoy les traigo “el brownie trifásico”. A propósito, cada vez mi rebeldía ante las bondades de los motores de búsqueda, SEO y el posicionamiento web, me llevan más lejos. Al buscar la palabra “brownie” en Google, los trifásicos seguramente aparecerán en la página 3000 ¡que caray!

Estos brownies los encontré y sentí que los necesitaba. Los probé y supe que ya no podría vivir sin ellos. A ustedes como a mí, les parecerá exagerada la mezcla de galletas oreo en un sándwich de brownie y masa de galleta. Talvez no los traerían a la mesa después de un sancocho trifásico, yo tampoco, a menos que se tratara de un almuerzo de domingo con mi familia o con la de Jaime, o con la de cualquier paisano colombiano.

Mis primas se enloquecieron, las señoritas de la oficina de mi prima se enloquecieron, mis amigos se enloquecieron y los amigos de mis amigos se enloquecieron. Ustedes también se enloquecerán cuando se decidan a probarlos ¡Confiad en mi!

Brownies trifásicos

(12 – 16 brownies)

Esta es una de esas recetas que acaban con la existencia de harina, azúcar y mantequilla en la casa. No teman, compren más.

Son facilísimos de hacer y no necesito darles demasiadas recomendaciones. Si están a nivel del mar o muy cerca de este, no tendrán de que preocuparse. Si viven a 2600 metros del nivel del mar, como yo, entonces cuiden la temperatura del horno y tengan paciencia porque el tiempo de horneado puede aumentar. Si la temperatura de sus hornos se ha mantenido en 175 ºC durante el horneado, hagan la prueba del palillo a los 40 minutos (siempre en el centro del molde). Si el palillo sale untado revisen de ahí en adelante cada 5 minutos hasta que salga limpia. Y registren el tiempo que se gastaron, así la próxima vez ya saben cuanto dejarlos. Que no les pase como a mi, que por afanada subí la temperatura y al enfriarse se hundieron en el centro.

Pónganle atención también al momento en que se agregan los huevos a la masa de brownie, esta vez para el puro disfrute de los sentidos. La textura de la mezcla cambia completamente tornándose tan suave y onctuosa, que dan ganas de untársela o nadar en ella, absténganse.

Es mejor esperar a que los brownies se enfríen completamente, dependiendo del clima unas 2 o 3 horas, si quieren cortar cuadrados perfectos. Si son como yo, ansiosos rodeados de gente ansiosa, sírvanlos calientes y amorfos pero fuera de este mundo, con una bola de helado de vainilla.

INGREDIENTES

Para la masa de galleta

226 gr. de mantequilla a temperatura ambiente(1 taza, sin derretir))

1 taza de azúcar morena

1 taza de azúcar blanca

2 huevos

2 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla

2 1/2 tazas de harina

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de bicarbonato de sodio

1 cucharadita de polvo para hornear

1 taza de chips de chocolate semi-amargo

Para la capa de brownie

142 gr de mantequilla (1 barrita + 1 cucharada, sin derretir)

1 1/4 taza de azúcar blanca

3/4 taza de cocoa

1/2 cucharadita de sal

2 cucharaditas de extracto de vainilla

2 huevos enteros

1/2 taza de harina

32 galletas oreo (+ o -)

INSTRUCCIONES

Forrar una refractaria o molde cuadrado (23 x 23 x 5 cm) con papel parafinado o aluminio y engrasarlo bien con aceite vegetal. Reservar.

Precalentar el horno a 175 ºC.

Para la masa de galleta

Batir ligeramente los huevos con la vainilla.

Mezclar la harina, la sal, el bicarbonato y el polvo para hornear.

En la batidora cremar la mantequilla suavizada con el azúcar morena y blanca. Agregar la mezcla de huevos y la vainilla, asegurándose de raspar los bordes de la taza a menudo para que todos los ingredientes se incorporen de manera homogénea. Agregar los ingredientes secos y continuar batiendo a velocidad baja hasta que la harina se integre sin trabajar demasiado la masa. Agregar los chips de chocolate e incorporar con una espátula. Reservar.

Para la masa de brownie

Batir ligeramente los huevos, la vainilla y la sal.

Derretir la mantequilla en el microondas a una potencia media por entre 60 y 80 segundos, parando en la mitad del tiempo para revolver. De lo contrario derretir a fuego medio en una cacerola pequeña. Fuera del fuego, agregar el azúcar y el chocolate. Agregar la mezcla de huevo batiendo con un batidor manual, hasta que los ingredientes se integren bien. Agregar la harina y mezclar hasta que desaparezca, sin trabajar la mezcla demasiado.

Esparcir la mitad de la masa de galleta en el fondo del molde. Poner una capa de galletas oreo enteras, una junto a la otra haciendo presión para que se queden quietas. En los bordes del molde, si sobra espacio, poner galletas partidas por la mitad con un cuchillo de sierra para no desbaratarlas. Cubrir con la totalidad de la mezcla de brownie.

Llevar al horno por 35 – 45 minutos haciendo la prueba de cuchillo, en el centro, a los 35 minutos. Sacar del horno y dejar enfriar aproximadamente 2 horas. Cortar en 16 o 12 trozos.

Anuncios
1 comentario
  1. Carolina Silva dijo:

    Manjar de dioses!!!! Una delicia total…la bloggera me los dio a probar!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: