archivo

Archivos Mensuales: marzo 2012

La palabra trifásico, en el sentido coloquial, tiene para mí un significado sicológico y es el siguiente: que contiene más ingredientes de los que podría soportar, con el fin de brindar al cliente satisfacción no sólo fisiológica, sino también moral. En mi país existe un plato típico que se ha ganado el apellido “trifásico”, el glorioso sancocho. Esta sopa, vecina de todas las regiones, tiene como base un caldo con plátano, yuca y papa, una o dos carnes (res, pollo, cerdo, pescado) o un mix de tres. Ahí es cuando la picardía colombiana resuelve darle el nombre de trifásico.

Lea toda la receta

Anuncios

Cuando era niña, el salmón, al igual que el pavo, era un animal reservado a los festines exclusivos. Aunque para ser honesta, a diferencia del pavo, el salmón nunca lo vi. Talvez mi familia era uno de esos clanes narcisos que considera el paladar de los niños un orificio semi-dentado indigno de delicias. Puedo imaginarlos saboreando inmaculadas viandas importadas, felices por no tener que compartirlas con el “zute” o el “chinche” como llamaba cariñosamente mi abuelo a los niños de la casa.

Lea toda la receta