archivo

Archivos Mensuales: noviembre 2011

Aquí va una receta para el desayuno. La primera de muchas que declararé en este blog. Siempre me ha gustado el desayuno. Claro, también me encanta el almuerzo, la comida y las merienditas entre uno y otro. Pero el desayuno tiene algo especial, es la primera comida del día y cuando la haces bien, como un rey, sientes que le regalaste algo a tu cuerpo y a tu alma. Sientes que en la vida, eres uno de esos seres humanos que tiene tiempo para sí, para darse gusto. Que la vida es buena y generosa. Que te das el lujo de escoger. Un desayuno bien “halao”, y no me refiero a la cantidad sino a la calidad, me da la sensación de algo pecaminoso, voluptuoso.